Historia de Reñaca
Tras sucesivos propietarios, estas tierras, en calidad de subdivisión de la gran hacienda de Viña del Mar o Hijuela, en 1905 inician un proceso de loteo de manos de su último gran propietario e hijo del fundador de la ciudad de Viña del Mar, Salvador Vergara Álvarez, quien para concretar este proyecto inmobiliario decide crear la “Sociedad Balneario de Montemar”, entidad que se disuelve en 1933. El primer plano de loteo fue realizado por Diego Dublé Almeida. A esta sociedad le correspondió abrir el tramo de camino entre Las Salinas y Cochoa.

Hacia 1906 comienzan a llegar los primeros vecinos, entre quienes destacan Carlos Roger y José Tomas Ramos. Durante este período la Armada de Chile comienza a levantar una serié de fortificaciones e instalaciones en el área sur de Reñaca, entre ellas destacan el Fuerte Vergara y las baterías de defensa de costa “Sirena” y “Reñaca”.


En junio de 1920, la Sociedad Balneario de Montemar da un nuevo impulso al loteo mediante una nueva división de la hijuela de Reñaca en 67 lotes, los cuales fluctuaban entre los 1200 m2. (lote XXXIV) y los 58.000m2. (lote XLIV). Otro importante paso fue la apertura del camino costero, el cual se inicio en 1917 y se termino de pavimentar en 1930, permitiendo que Reñaca se transformara en un punto de paso entre Viña del Mar y Concón.

Para 1925 se habían establecido o tenían casas de descanso varias familias, entre ellas los Hamel, Grove, Dublé, a los que también hay que sumar a Andrés Scott y Federico Vergara, este último, nieto del fundador de Viña del Mar, José Francisco Vergara.

En los siguientes años llegan otros importantes vecinos como Ifka Petrinovich, George di Georgio y el más destacado Emiliano Figueroa Larraín, Presidente de Chile (1925-1927). En 1935, por iniciativa del entonces presidente de Chile, Arturo Alessandri Palma, la Junta de Beneficencia Escolar determino levantar en calle Santa Luisa un moderno edificio destinado a colonia escolar de vacaciones.


No debemos dejar de recordar como comienza cada proyecto ... y es así como lo hizo Reñaca
Reñaca  una mirada desde la historia
Según el Etimologista Carlos Duque, la voz Reñaca tendría su origen en la voz Mapuche “Ruganco” que significa Fuente de Agua Cavada. Hay pruebas arqueológicas que indican que el valle del estero de Reñaca fue habitado en época prehistórica, 300 a 600 años antes de Cristo. En 1601 Alonso de Riveros compra este valle a Luciana Silva Vergara y las incorpora a la hacienda de Viña de la Mar.

Por que es bueno recordar ...

ReñacalCosta